"Misión Cap Corse": una sexta expedición Gombessa con el apoyo de Blancpain

Socio fundador de las expediciones Gombessa, Blancpain ha apoyado la sexta odisea del buzo, biólogo y fotógrafo submarino Laurent Ballesta. Denominada "Misión Cap Corse", la expedición Gombessa VI pretende develar el misterio de los "anillos de coral" que cubren el fondo del Mediterráneo frente a las costas de Cap Corse, a 100 metros de profundidad. El martes 20 de julio, el equipo de la expedición volvió a la superficie, después de permanecer 20 días en las aguas del mar de Liguria. Los buzos desembarcaron en Mónaco, donde fueron recibidos con emoción por Marc A. Hayek, presidente y director general de Blancpain.

En 2011, durante una campaña de cartografía realizada por el IFREMER (Instituto Francés de Investigación para la Explotación del Mar) frente a las costas de Cap Corse, aparecen en las pantallas de control miles de formaciones extrañas perfectamente circulares, distribuidas regularmente en el fondo del mar a una profundidad de 115 a 140 metros. Jamás explorados, estos inmensos atolones de coralígeno, de 30 metros de diámetro cada uno, constituyen un gran enigma. ¿Cuál es su origen? ¿Cuáles son las razones de su presencia en el mar Mediterráneo?

Blancpain - Gombessa VI

Para aportar respuestas a estas preguntas – y muchas otras –, Laurent Ballesta y tres buzos del equipo Gombessa se embarcaron el 1° de julio de 2021 a bordo de la ya célebre estación batial, instalada en la barcaza del INPP (Instituto Nacional del Buceo Profesional de Francia). En 2019, durante la expedición Gombessa V, dicha estación les había permitido combinar por primera vez el buceo de saturación con el buceo autónomo con respiradores de circuito cerrado. Gracias a esta técnica, los acuanautas pudieron explorar este año, durante veinte días, las grandes profundidades del Parque natural marino de Cap Corse y del Agriate con inmersiones muy largas, pautadas por numerosos protocolos de investigación. Más allá del aspecto científico, esta expedición ha representado un reto fisiológico importante, ya que los cuatro buzos permanecieron en una campana presurizada de 5 m2, un ambiente extremo para el hombre. De su viaje de descubrimiento de los "anillos de coral" del mar Mediterráneo, Laurent Ballesta trajo imágenes inéditas. La misión permitirá, con el tiempo, confirmar o refutar la hipótesis según la cual la formación de estos curiosos agregados estaría relacionada a emisiones de gases o descargas de agua dulce.

Blancpain - Gombessa VI
Volver arriba