Talleres vintage

Vignette

Relojes vintage

El mantenimiento y la restauración de los relojes vintage de Blancpain se llevan a cabo respetando el patrimonio relojero y haciendo todo lo posible para preservar el carácter y la belleza de las piezas de una forma auténtica y sutil. El mantenimiento y la restauración de los relojes vintage de Blancpain se llevan a cabo respetando el patrimonio relojero y haciendo todo lo posible por preservar el carácter y la belleza de las piezas de una forma auténtica y sutil.

Para cumplir este cometido, hemos creado en Le Brassus un taller especializado donde los maestros relojeros dedican toda su habilidad y pasión a los relojes Blancpain producidos antes de 1981. Desde los primeros relojes tipo Rolls o Harwood, con más de un siglo de antigüedad, hasta los célebres Fifty Fathoms, Air Command o Bathyscaphe antiguos, pasando por las variaciones históricas del Ladybird, todas las creaciones emblemáticas de Blancpain se mantienen y restauran con la delicadeza que les corresponde.

Vignette
Vignette

Este proceso, basado en una carta ética estricta que aspira a conseguir la satisfacción del cliente, se inicia con una evaluación a fondo de la autenticidad del reloj. Solo tratamos relojes Blancpain auténticos. Si un reloj resulta ser falso, se reenvía a su propietario con una explicación detallada. Teniendo en cuenta que toda restauración supone diferentes opciones de servicio, se remite una estimación de costes al propietario, acompañada de una propuesta con las diversas posibilidades. El cliente debe estudiar nuestra estimación y recomendaciones para elegir el servicio o la restauración que desea llevar a cabo. Según lo acordado, este trabajo se realiza con piezas originales que proceden de nuestras abundantes existencias. En las raras ocasiones en las que no exista ningún componente original disponible, los maestros relojeros pueden fabricarlo a mano utilizando, en la medida de lo posible, los métodos y herramientas de la época.

Thumbnail

Junto a su reloj mantenido o restaurado, el propietario recibe una libreta con los detalles de las operaciones realizadas, a saber, la lista de elementos sustituidos y el informe de rendimiento del reloj tras el mantenimiento. Habida cuenta del alto grado de implicación y excelencia necesarios, el cliente debe prever que entre la primera evaluación y la finalización del trabajo puede transcurrir alrededor de un año.

Volver arriba