Nuestras complicaciones

Las complicaciones representan la máxima expresión del arte relojero. Para realizarlas, hacen falta unas competencias de alto nivel, reunidas todas ellas en el corazón de la Manufactura Blancpain. Nuestras colecciones incluyen calendarios (completos, anuales o perpetuos), fases de la luna, fecha, ecuaciones del tiempo, doble huso horario, alarma, tourbillons, carruseles, cronógrafos (con ratrapante, monopulsador o flyback), horas saltantes, minutos o segundos retrógrados, profundímetros o repeticiones de minutos (con o sin autómatas). La combinación de complicaciones también forma parte del acervo técnico de Blancpain.
Nuestros movimientos desarrollados y producidos internamente –una hazaña sin igual en el universo de la relojería– dan fe de los excepcionales conocimientos y dominio de la técnica que atesoramos en nuestra Manufactura.

Repetición de minutos

La complicación de la repetición de minutos es una de las cumbres del arte relojero. Originalmente se pensó para poder saber la hora en la oscuridad, y sigue siendo una de las complicaciones más difíciles de realizar y también una de las complicaciones más valoradas.

A través de un complejo mecanismo que consta de una memoria mecánica y dos timbres golpeados por martillos accionados por un cerrojito, la repetición de minutos permite escuchar la hora por medio de dos tonos. Un sonido grave señala las horas; un sonido agudo y uno grave señalan los cuartos; y, por último, un sonido agudo señala cada minuto. Para garantizar la pureza y la musicalidad de la sonería, es imprescindible llevar a cabo una minuciosa selección de los metales y ajustar manualmente cada movimiento. La construcción de una repetición de minutos tiene un nivel tan alto de exigencia que, cada año, solo un número muy reducido de piezas, numeradas una a una, salen de los talleres de Le Brassus.

Blancpain ha desempeñado un papel pionero en el desarrollo de los relojes con repetición de minutos. Hemos dedicado muchos recursos a la investigación para mejorar la sonoridad de nuestros mecanismos. Nuestras repeticiones de minutos utilizan timbres catedral cuyas lamas se enrollan una vez y media alrededor del movimiento, lo cual les permite emitir un sonido de una calidad excepcional. La pureza acústica de nuestros relojes también es posible gracias al uso de controladores volantes que permiten reducir el ruido de fondo producido por el mecanismo.  

Thumbnail
Thumbnail

Carrusel

Esta complicación, que había caído en el olvido de los grandes nombres de la relojería durante más de un siglo, está diseñada para reducir los efectos causados por la gravedad en la marcha del movimiento. Por ello, constituye una alternativa al tourbillon, aunque su ejecución es completamente diferente. El carrusel está conectado al barril por dos trenes de rodajes. El primero proporciona la energía necesaria para hacer funcionar el escape y el segundo controla la velocidad de rotación de la jaula. Al rescatar esta complicación y ofrecerle nuevas posibilidades reduciéndola al tamaño de un reloj de pulsera, Blancpain marca un hito en la historia de la relojería. El Carrusel Volante Un Minuto de Blancpain es el primero cuya jaula da una vuelta completa en un minuto. Esta pieza no solo representó una serie de primicias mundiales cuando fue presentada en 2008, sino que todavía sigue siendo única en el mundo de la relojería. Para permitir a su propietario admirar este ingenioso sistema, se ha practicado en la esfera, a las 12 horas, una abertura que deja ver el carrusel. Una presentación refinada resalta este elegante mecanismo en el que el puente superior adopta la forma de una aguja para indicar los segundos.

Tourbillon

El tourbillon es una de las innovaciones relojeras más señaladas del siglo XVIII. Esta complicación compensa los efectos de la gravedad terrestre en la precisión de los relojes, en función de su posición, y lo hace integrando el órgano regulador (balancín, espiral y escape) en una jaula giratoria. En su ejecución más clásica, la jaula realiza una revolución por minuto. Como este conjunto gira en todas las posiciones verticales, está sometido en igual medida a las fases de aceleración y desaceleración. Así se compensan y anulan los efectos de la gravedad.   

A lo largo de los años, Blancpain ha ido desarrollando numerosos relojes que combinan el tourbillon con otras complicaciones, como el cronógrafo, el calendario perpetuo o el exclusivísimo "1735". También introdujimos el primer tourbillon volante, que destaca por su inusual construcción, ya que se ha eliminado el puente superior para ofrecer una visión directa de sus componentes principales. En 2018, con el modelo Tourbillon Volante Horas Saltantes Minutos Retrógrados, Blancpain lleva el concepto un paso más allá, al remplazar el puente por un disco de zafiro transparente. La jaula de tourbillon, su balancín y su escape dan la impresión de estar flotando en el aire sobre la rueda fija, unida al disco de zafiro.

Thumbnail

Calendario Chino Tradicional

Con el Calendario Chino Tradicional, Blancpain supera el reto de unir mecánicamente dos interpretaciones distintas del tiempo. Se necesitaron cinco años de investigación y desarrollo para reunir en un mismo reloj las principales indicaciones del calendario chino y del calendario gregoriano. La unidad básica que emplea cada uno de estos sistemas de división del tiempo no es la misma, por lo que se trata de una proeza técnica. Mientras que el calendario gregoriano utiliza el día solar, el calendario chino, también llamado lunisolar, se basa en el ciclo lunar, que dura 29,53059 días. Como consecuencia, un año de doce meses lunares es unos once días más corto que un año solar. Para mantener la coherencia con las estaciones del año, se añade un mes al calendario chino cada dos o tres años. Esta peculiaridad es la responsable de que el Año Nuevo chino cambie tanto de fecha. Pero la complejidad de este calendario no termina aquí, ya que utiliza un sistema de subdivisión del día en 12 horas dobles, en lugar de las 24 horas de 60 minutos del calendario gregoriano. Cada una de estas horas dobles tiene un nombre, según un orden, basado en doce "ramas terrestres" representadas por uno de los animales del zodiaco chino. 

Thumbnail

El Calendario Chino Tradicional de Blancpain es una obra maestra de la relojería cuya complejidad sobrepasa la de un calendario perpetuo. Cada pieza se ensambla y se ajusta meticulosamente a mano por un solo maestro relojero del taller de grandes complicaciones de nuestra Manufactura de Le Brassus.      

Calendario Perpetuo

El Calendario Perpetuo es una verdadera memoria mecánica capaz de indicar el día de la semana, la fecha, el mes y los años bisiestos. Este calendario tiene en cuenta las diferencias de duración de los meses y no requiere ningún ajuste manual de la fecha hasta 2100, una característica que exige unos conocimientos de vanguardia. 

 

Con el ánimo de llevar el arte relojero hacia territorio inexplorado, Blancpain presentó en 2004 los primeros correctores bajo asas del mundo asociados a un calendario perpetuo. Este sistema patentado permite ajustar las indicaciones del calendario con una simple presión de los dedos, sin tener que recurrir a una herramienta de corrección. Estos correctores, situados bajo las asas, quedan ocultos cuando se lleva puesto el reloj. Así, los calendarios perpetuos de Blancpain se caracterizan por tener unos flancos lisos y limpios, sin las pequeñas hendiduras que se encuentran generalmente en los relojes con calendario. 

Thumbnail

Ecuación activa del tiempo

La ecuación del tiempo es uno de los mecanismos relojeros más inusuales y fascinantes. Vincula el reloj al ciclo del sol y así permite indicar la diferencia entre el tiempo solar verdadero (horas y minutos solares) y el tiempo solar medio (horas y minutos civiles).

Desde los tiempos antiguos, el sol se ha utilizado como patrón para medir el tiempo. Sin embargo, el movimiento aparente del sol, el tiempo solar verdadero indicado por los relojes de sol, no es regular. Por motivos de comodidad, se decidió dividir un día en 24 horas de idéntica duración. Se trata de una convención muy útil para las necesidades de la vida cotidiana, pero que se no se corresponde exactamente con la duración real de un día solar, que puede variar de +16 a -14 minutos. Cuatro días al año, los errores se compensan y los tiempos verdadero y medio se corresponden exactamente. Las variaciones entre el tiempo solar verdadero y medio se repiten de forma idéntica en las mismas fechas, por eso es posible que los relojeros las repliquen mecánicamente y sean capaces de indicarlas, generalmente en un sector secundario o una subesfera. Al usuario le queda entonces la tarea de sumar o restar mentalmente la diferencia indicada para conocer la hora solar verdadera. 

Thumbnail

Pero Blancpain, una vez más, entró en las más altas esferas de la complicación relojera al crear el primer reloj de pulsera con una ecuación del tiempo "activa". Esto significa que la esfera está provista de dos agujas coaxiales de minutos, una que indica la hora solar media (la de los relojes convencionales) y otra que indica el tiempo solar verdadero (la hora del reloj de sol, consecuencia de la órbita elíptica de la Tierra alrededor del sol). Este insólito sistema, especialmente funcional y fácil de leer, permite de esta manera saber directamente la hora solar verdadera sin necesidad de hacer cálculos mentales, como ocurre en los relojes tradicionales con ecuación del tiempo.

Profundímetro mecánico

El profundímetro mecánico es una complicación que encontramos en el modelo X Fathoms de Blancpain y que permite medir la profundidad hasta 90 metros y memorizar la profundidad máxima alcanzada. Combina una indicación separada para la zona de 0 a 15 m con una precisión excepcional de +/- 30 cm, así como un contador retrógrado de 5 minutos para las paradas de descompresión.

Las investigaciones realizadas por Blancpain han demostrado que la elasticidad y la resistencia a las deformaciones permanentes del metal amorfo lo convierten en un material ideal para fabricar el elemento más importante del profundímetro: la membrana. En particular, esta elección ha permitido reducir su grosor a la mitad en comparación con una membrana de acero, y aumentar, de esta forma, la precisión. Para garantizar la máxima precisión de las indicaciones de profundidad, Blancpain calibra uno por uno todos sus relojes X Fathoms.

Thumbnail

Cronógrafo flyback

El cronógrafo flyback permite medir directamente intervalos de tiempo sucesivos. 

En un cronógrafo ordinario, es necesario pulsar tres veces seguidas los botones para medir intervalos de tiempo consecutivos: parar el cronógrafo, ponerlo a cero, ponerlo en marcha de nuevo. Con la función flyback (que significa literalmente "retorno en vuelo") basta una sola pulsación para detener la medición del primer intervalo y poner la aguja a cero. La aguja del cronógrafo retoma la marcha inmediatamente al soltar el botón. 

 

Thumbnail

Esta complicación, muy apreciada por los pilotos por el ahorro de tiempo que supone, está especialmente adaptada a la aviación y a la navegación, pero también es útil para el submarinismo. Los relojes con cronógrafo flyback de Blancpain son sumergibles y funcionales hasta 10 o incluso 30 bares de presión en los modelos de la colección Fifty Fathoms.

Réveil GMT

Esta complicación es una de las más útiles y permite programar la activación de una sonería a una hora determinada. Un contador de 12 horas con dos agujas situado a las 3 horas indica la hora a la que está programada la alarma. Al pulsar el botón situado a las 8 horas, se activa la alarma por medio de una rueda de pilares. Un indicador con las palabras "on" y "off" situado a la 1 permite saber de un vistazo si la alarma está activada o no. La sonería se produce gracias a los golpes de un martillo contra un timbre.

Los funcionales relojes con alarma Blancpain combinan dos complicaciones muy valoradas por el viajero: el despertador mecánico y la indicación de un segundo huso horario, es decir, la complicación GMT. Completando el abanico de funciones, encontramos la indicación de la fecha, cuya corrección, hacia delante o hacia atrás, está también vinculada al segundo huso horario. 

Los modelos Réveil GMT de Blancpain indican la hora de referencia con una aguja central sobre una escala de 24 horas. La hora de la alarma se refiere al segundo huso horario, que está indicado por las agujas habituales de las horas y los minutos, y corresponde a la hora del país visitado.

Thumbnail
Thumbnail

Calendario anual

El reloj con calendario anual indica el día del mes, teniendo en cuenta automáticamente la variación de duración de cada uno de dichos meses. A diferencia del calendario perpetuo, el calendario anual no tiene en cuenta la peculiaridad del mes de febrero, considerado como un mes de 30 días, ni tampoco los años bisiestos. Por ello tiene que corregirse manualmente una vez al año, al final del mes de febrero.

Los relojes Blancpain muestran el día del mes en la esfera principal con la ayuda de una aguja adicional o mediante una ventanilla específica.

Calendario completo

Esta complicación indica la fecha, el día de la semana y el mes. El rostro cambiante de la luna, reproducido en la esfera, añade un toque poético.

Los relojes Blancpain, equipados con calendario completo, indican el día de la semana y el mes a través de dos ventanillas. La fecha se indica utilizando una aguja central. En la colección Villeret, una aguja sinuosa de acero azulado que remite a la tradición relojera del siglo XIX es la forma característica utilizada para indicar la información secundaria proporcionada por el reloj. A diferencia del calendario anual o perpetuo, el calendario completo no tiene en cuenta las variaciones en la duración de los meses, por lo cual debe corregirse al final de los meses de menos de 30 días, es decir, cinco veces al año.

La reproducción de los ciclos lunares en la esfera de los relojes de calendario completo de Blancpain evoca los vínculos ancestrales entre la relojería y la astronomía. Los relojes con fases lunares indican si la luna es nueva, creciente, llena o menguante. El rostro de la luna correspondiente a la fase lunar del momento resulta visible a través de una abertura en la esfera. La reproducción de los ciclos lunares en la esfera de los relojes de calendario completo de Blancpain evoca los vínculos ancestrales entre la relojería y la astronomía. Los relojes con fases lunares indican si la luna es nueva, creciente, llena o menguante. El rostro de la luna correspondiente a la fase lunar del momento resulta visible a través de una abertura en la esfera. 

Thumbnail

Calendario semanal

El calendario semanal es una complicación que permite indicar el número de la semana del año en la esfera del reloj. Esta información, muy apreciada en la actualidad, está indicada por una aguja central que apunta a uno de los números que hay representados sobre el perímetro exterior de la esfera. El cambio de semana se realiza a medianoche, al pasar del domingo al lunes, al mismo tiempo que el cambio de la fecha.

La numeración de 1 a 53 recuerda que algunos años tienen 53 semanas según los calendarios oficiales. Este será el caso de los años 2020 y 2026, por citar algunas de las fechas más próximas.

Thumbnail

Los relojes Blancpain con calendario semanal, concebidos con el objetivo de ser lo más prácticos posible, también están dotados de gran fecha e indicaciones del día de la semana y de la reserva de marcha. La corrección de la indicación de la semana es independiente de otras correcciones y se realiza fácilmente con la punta del dedo utilizando un corrector situado bajo la caja. 

Gran fecha

Esta complicación, refinada a la par que útil, indica el día del mes con cifras grandes a través de dos ventanillas. Una combinación de dos discos forma la fecha, que aparece a través de dos grandes aberturas situadas una al lado de la otra. El primer disco indica las decenas y contiene los números del 0 al 3, mientras que el segundo disco contiene las unidades del 0 al 9. Se requiere una sincronización perfecta entre ambos discos.

El mecanismo de gran fecha de Blancpain se distingue por su ingenio. Los relojes Blancpain equipados con esta complicación se caracterizan por mostrar la fecha, que cambia instantáneamente a medianoche, con unas cifras de mayor tamaño y, además, ofrecen una eficiencia energética óptima para prolongar la reserva de marcha. Asimismo, limitan el grosor al mínimo para aportar mayor elegancia y protección contra los golpes.

Thumbnail
Thumbnail

Fases de la luna

La reproducción de los ciclos lunares en la esfera de los relojes Blancpain evoca los vínculos ancestrales entre la relojería y la astronomía. Los relojes con fases lunares indican si la luna es nueva, creciente, llena o menguante. 
El rostro de la luna correspondiente a la fase lunar del momento resulta visible a través de una abertura en la esfera situada a las 6 horas. El indicador de fases lunares está formado por una rueda con 59 dientes, es decir, dos ciclos lunares completos de 29,5 días. Por este motivo, la luna está dibujada dos veces en el disco accionado por la rueda. El mecanismo de fases de la luna se acciona una vez al día hacia las 6 de la tarde a través de un rodaje.

En algunos modelos para mujer, la atención por los detalles característica de Blancpain se combina con el rostro femenino y encantador de la luna, que presenta un lunar en la comisura de su sonrisa. 

Medio huso horario

Esta complicación está asociada a los relojes con doble huso horario. Permite ajustar la segunda hora en saltos precisos de 30 minutos para viajar sin preocupación alguna a países que utilizan una diferencia horaria de media hora.
En los mecanismos GMT habituales la posición de la aguja de las horas se modifica en saltos de una hora. Los relojes con medio huso horario requieren el avance de dos agujas: la de las horas y la de los minutos. Por lo tanto, son mucho más complejos de realizar.

Con su reloj de medio huso horario, Blancpain pone el acento en la comodidad de uso. La Manufactura ha desarrollado un ingenioso sistema para regular tres funciones con la corona, basado en un selector que permite elegir si se desea ajustar la hora local o la fecha. Este selector cuenta con una rueda de pilares que proporciona una precisión incomparable y un tacto muy agradable al utilizar el botón situado en la corona. 

Thumbnail
Thumbnail

GMT

Esta complicación permite indicar dos zonas horarias en la esfera. En Blancpain, tiene la ventaja de estar asociada a la indicación de la fecha, que está vinculada a la hora local. 

Algunos modelos GMT de Blancpain disponen de una aguja adicional que indica la hora de referencia sobre una escala de 24 horas, mientras que la hora local (segundo huso horario) se indica mediante las agujas principales. Otros utilizan un contador de 24 o 12 horas en forma de pequeña esfera. En el caso del contador de 12 horas, una estilizada ventanilla adicional indica si la hora es del día o de la noche.

Back to top