Blancpain: pionero en la historia de la relojería femenina

Thumbnail

Blancpain celebra su legado relojero femenino

En lo que a relojes femeninos se refiere, sin lugar a dudas, Blancpain tiene mucho que decir. Convencido de que las mujeres saben apreciar la maestría y la magia de los relojes mecánicos, Blancpain ha desempeñado un papel pionero en la historia de los relojes de mujer, como lo atestiguan los grandes avances presentados por la Manufactura desde 1930 hasta la actualidad. 

Con su determinación y su espíritu visionario, Betty Fiechter se enfrentó al desafío de convertirse en la primera mujer consejera delegada y propietaria de una empresa relojera suiza en 1933. Pese a la Gran Depresión, supo perseverar, al tomar una serie de decisiones que demostraban el éxito de su política dinámica. Sentó las bases para la creación de relojes joya en Blancpain, lo que contribuyó a la reputación internacional de la Manufactura. 

Thumbnail

El Rolls

En 1930, Blancpain creó el primer reloj de pulsera automático para mujer, que recibió el nombre de Rolls. Para adaptarse a las finas formas femeninas de este reloj, Blancpain logró diseñar un movimiento de cuerda automática con 15 rubíes, junto a un ingenioso sistema corredero para dar cuerda al mecanismo. Un hito de la relojería ultracompacta que se ha convertido hoy en un reloj de coleccionista muy deseado.

El Ladybird

Unos años después, en 1956, se lanzó el Ladybird, equipado con el movimiento circular más pequeño diseñado hasta entonces. Los relojeros de Blancpain tuvieron que hacer uso de una gran creatividad e ingenio para miniaturizar los componentes de los relojes mecánicos para adaptarse a las tendencias de la época. Los resultados recompensaron con creces su trabajo, ya que el Ladybird fue todo un éxito en su lanzamiento. 

Thumbnail

Fases de la luna

A principios de los ochenta, Blancpain alentó un auténtico renacimiento de la relojería tradicional al reinterpretar una amplia gama de complicaciones. Entre ellas, la indicación de las fases de la luna desempeñó un papel muy especial. Se convirtió en el distintivo de la Manufactura, mientras el rostro sonriente de la luna se convirtió poco a poco en su emblema. Asimismo, desde que la colección de mujer se lanzó en 2006, se incluyó un rostro femenino adornado con un lunar en forma de estrella en todos los modelos femeninos con indicación de las fases de la luna.

Thumbnail
Thumbnail
Volver arriba