Villeret Squelette 8 Jours

Compartir

Desde hace siglos, los relojeros cortan y graban las partes del movimiento para desvelar su corazón y aportar una nueva dimensión estética. Al esqueletizar estas piezas destacan sus creaciones y sus innovaciones técnicas. Blancpain rinde hoy homenaje a un extenso linaje de aventureros de la Alta Relojería con un guardatiempos único, muy técnico y de estética refinada.

El calibre de manufactura 1333SQ de cuerda manual pertenece a una familia de movimientos que ha hecho muchas pruebas de robustez, fiabilidad y precisión. Está dotado de un volante de titanio, de una espiral Breguet y de 3 barriletes montados en serie para asegurar una reserva de marcha de 8 días. Íntegramente calado y decorado, se ofrece íntegramente a las miradas a través de los dos cristales de zafiro de la caja de 38 milímetros, de oro blanco, la que simplemente envuelve y destaca la ligereza.

Esqueletizado, achaflanado y grabado: el relojero domina maravillosamente estos tres oficios para ofrecer armonía y transparencia. Para calar el movimiento, el equilibrio preserva la solidez y el buen funcionamiento del calibre. El artesano cala la materia dando a los componentes formas de extremada finura. Se requieren varias horas de limado y achaflanado con una amplia paleta de herramientas tradicionales para crear un resultado perfecto. La minuciosidad de este trabajo es aún más extraordinario cuando nos damos cuenta de que las formas elegidas son curvadas, con ángulos entrantes particularmente complejos de realizar. El grabador aporta el acabado final con el mayor respeto a la más pura tradición relojera. Los puentes y la platina están ornamentados con volutas para brindar un efecto armonioso con las curvas de los barriletes, de la caja y de los puentes. Toda la superficie, hasta en sus partes más tenues, está grabada a mano.

Con este guardatiempos, Blancpain confirma su savoir-faire y la colección Villeret se enriquece con una pieza estrella que respeta el equilibrio ideal entre esqueletización, decoración y
funcionalidad.