El universo marino

Desde 1953, Blancpain acompaña al mundo marino en sus mayores desafíos. Esta asociación, que revela una verdadera pasión por este mundo, va más allá de las prestaciones de nuestros relojes de inmersión. 

En los años 1950, la Armada francesa creó una unidad de submarinistas de élite y para ellos necesitaba un reloj capaz de garantizar precisión y legibilidad durante las misiones. Ningún reloj del mercado cumplía las especificaciones exigidas, por lo que el capitán Robert "Bob" Maloubier y el alférez Claude Riffaud, cofundadores de la unidad, presentaron el proyecto a la manufactura Blancpain, que aceptó el reto. El encargo consistía en crear un reloj instrumento capaz de soportar la presión de las profundidades y garantizar una fiabilidad absoluta, de la que depende la vida de los submarinistas. 

La unidad de medida tradicional para la profundidad son las brazas (fathom en inglés). Su nombre proviene de la técnica empleada por los marineros, que consistía en lanzar al mar una cuerda lastrada y recuperarla acto seguido contando el número de brazadas necesarias. La profundidad máxima que alcanzaban los submarinistas en aquella época era de unas 50 brazas (91,45 metros), por lo que las especificaciones que pedía la Armada francesa requerían la creación de un reloj capaz de seguir a sus submarinistas hasta esa profundidad. Un año más tarde, en 1953, Blancpain presentó el resultado: el Fifty Fathoms.

Este encargo marca el comienzo de la historia común de nuestra manufactura y del mundo marino. Rápidamente, este instrumento militar pasó a formar parte del equipo de numerosas fuerzas armadas. Animada por el éxito, Blancpain decidió adaptar el modelo en una versión destinada al público y el Fifty Fathoms pasó a ser la referencia de los relojes de inmersión. Hoy en día, en que las profundidades alcanzadas se cuentan por centenares de metros, este reloj ha conservado su nombre legendario, pero sus capacidades han evolucionado. El Fifty Fathoms sigue siendo el reloj de referencia de los submarinistas y los acompaña en la consecución de sus récords.

 

Una alianza para salvar los océanos
Tras muchos años de colaboración con el Monaco Yacht Show y el Festival Internacional de la Navegación de Recreo de Cannes, Blancpain toma un nuevo rumbo para establecer una colaboración única en el mundo con National Geographic y su proyecto Pristine Seas Expeditions. 

Este proyecto de exploración, investigación y conservación pretende descubrir, estudiar y ayudar a proteger las últimas zonas indemnes e intactas de los océanos. Gracias al estudio minucioso del funcionamiento de los ecosistemas marinos que se han mantenido a salvo de la injerencia humana, podemos aprender cómo ayudar a prosperar a los arrecifes sanos, cómo permitir la recuperación de los arrecifes afectados y cómo proteger mejor los océanos, que cubren las dos terceras partes de nuestro planeta.

 

Superar los límites de lo imposible
Blancpain colabora desde 2007 con Gianluca Genoni, poseedor de más de 15 récords de inmersión en apnea. Una año después, el 26 de noviembre de 2008, Genoni realizó una apnea estática con oxígeno y logró la excepcional marca de 18’03’’, batiendo así el récord anterior, conseguido por el ilusionista inglés David Blaine (17’04’’). En octubre de 2010, en Zoagli, cerca de Portofino, este submarinista de impresionantes capacidades físicas y técnicas, descendió hasta 152 metros de profundidad en apnea, con lo que estableció un nuevo récord mundial en esta disciplina. Para realizar semejante hazaña, Gianluca Genoni pudo confiar en su Blancpain 500 Fathoms, el hermano mayor de los Fifty Fathoms, sumergible hasta nada menos que 1.000 metros.

 

Un Fifty Fathoms plasmado en imágenes
En 2008, el mítico nombre de "Fifty Fathoms" dio lugar a una revista exclusiva dedicada al mundo submarino. Esta publicación es la traducción en imágenes de nuestra pasión por el mundo marino. En cada uno de sus 12 números, la revista da cabida al arte de la fotografía submarina invitando a cuatro fotógrafos conocidos a exponer su trabajo. 
Esta publicación revela algunas características que hacen referencia al legendario reloj. Por ejemplo, el perímetro total de la revista abierta mide exactamente una braza marina. Si se suman sus 50 páginas dobles, tenemos exactamente un perímetro de 50 brazas, es decir, Fifty Fathoms.