Calendario perpetuo

El reloj con calendario perpetuo conserva en la

memoria el tiempo que está por venir. Indica la fecha

correcta sin intervención manual durante un

siglo entero.

El año astronómico, determinado por la circunvolución de la Tierra alrededor del Sol, dura 365,2422 días. En cambio, el año civil tiene un número entero de días. Por eso existen los años bisiestos, instaurados por Julio César en el año 46 a.C. Así, cada 4 años, el mes de febrero tiene un día más.

Tener en cuenta esta peculiaridad a la hora de presentar la fecha requiere unos conocimientos de relojería avanzados. Los relojes con calendario anual tienen en cuenta las diferencias de duración de los diferentes meses, pero solo los relojes con calendario perpetuo son capaces de indicar el día de la semana, el mes y el día del mes sin corrección manual incluso en los años bisiestos. Este reloj excepcional se completa con la indicación de las fases lunares.

Este movimiento, inventado en 1853 y capaz de identificar los años bisiestos, constituye una verdadera memoria mecánica. Una pequeña rueda dentada satélite que está unida al mecanismo de los meses realiza una rotación completa en cuatro años. Al cuarto año, el mecanismo muestra el 29 de febrero antes de saltar directamente al 1 de marzo. Igual que la Luna alrededor de la Tierra, esta rueda satélite gira sobre su propio eje descansando sobre una rueda pivotante.

Esta complicación, que combina la utilidad con la proeza técnica, es una de las obras maestras del arte relojero. Con el ánimo de ir más allá de seguir simplemente los pasos de sus predecesores, los relojeros de Blancpain consiguieron crear el calendario perpetuo más plano del mundo, presentado en el año 2000, y facilitar su regulación con unos correctores situados bajo las asas y patentados por la Manufactura de Le Brassus.

Aunque el reloj con calendario perpetuo está perfectamente adaptado al calendario juliano, nuestras sociedades han ido adoptando desde 1582 el calendario gregoriano para corregir el pequeño retraso de 0,0078 días por año que existía a pesar del sistema de años bisiestos introducido por Julio César a propuesta de Sosígenes de Alejandría. El calendario gregoriano, llamado así en honor del Papa Gregorio XIII, propone suprimir un año bisiesto cada cien años, menos cuando se trate de un año secular que sea múltiplo de 400. Así, el año 2000 fue bisiesto y 2400 también lo será, pero 2100, 2200 y 2300 no lo serán. ¡Por lo tanto, a pesar de todo, el feliz propietario de un reloj Blancpain con calendario perpetuo tendrá que corregir las indicaciones 3 veces en el transcurso de los próximos cinco siglos!     

 

 

Modelos de referencia Calendario perpetuo

6057-1542-55B6057-3642-53B6638-3631-55B2685F-3630-53B