Calendario Chino Tradicional

En 2012, Blancpain presenta el primer

reloj de pulsera de la historia con

un calendario chino tradicional.

En 2012, Blancpain presenta el primer reloj de pulsera de la historia con un calendario chino tradicional. Esta extraordinaria complicación, útil y simbólica a la vez, se basa en principios establecidos hace milenios que están íntimamente relacionados con la tradición china. Además de las horas, los minutos y el calendario gregoriano, en la esfera figuran las principales indicaciones del calendario chino: las horas dobles, el día y el mes, con indicación de los meses intercalares, los signos del zodiaco, los cinco elementos y los troncos celestiales.  Las fases de luna, que permiten determinar el mes del calendario chino y forman parte de todos los calendarios completos de Blancpain, simbolizan los paralelismos entre la cultura china y la marca relojera más antigua del mundo.

Para realizar la mayor parte de las complicaciones, ya se trate de tourbillons, repeticiones de minutos o calendarios perpetuos, los ingenieros se benefician del legado técnico dejado por la historia de la relojería. Ahora bien, esa posibilidad no existía para el calendario chino tradicional. Se trataba de una complicación inédita, de modo que los relojeros de Blancpain fueron plenamente conscientes de encontrarse ante un reto enorme desde el momento en que emprendieron este proyecto. En la escala de complejidad de las complicaciones relojeras, el calendario chino se sitúa por encima del calendario perpetuo y justo por debajo de la repetición de minutos. Semejante complejidad implica que cada pieza debe ser ensamblada y ajustada minuciosamente a mano por un mismo relojero especializado en el enorme taller de complicaciones de la  Manufactura de Le Brassus.

A diferencia del calendario gregoriano, basado en el día solar, el calendario chino tradicional es un calendario lunisolar que tiene como unidad básica el ciclo lunar (29,53059 días) y que utiliza cálculos complejos para determinar la posición del Sol y la Luna.  Según la convención, cada uno de los meses del calendario chino empieza el día de la luna nueva astronómica y tiene una duración de 29 o 30 días. Dado que un año compuesto de 12 meses lunares (354,36707 días) es más corto que el año trópico o solar (365,242374 días), se hace necesaria la presencia de un mes intercalar cada dos o tres años para mantener la concordancia con el ciclo de las estaciones. Esta particularidad explica por qué el Año Nuevo chino no se celebra en fecha fija, sino que va variando.

Modelos de referencia Calendario Chino Tradicional

00888-3431-55B00888-3631-55B