Calendario anual

Esta complicación, una de las más útiles, tiene en cuenta

las diferencias de duración de cada mes. Es

capaz de reconocer un mes de 30 días

sin intervención manual.

Nuestro calendario gregoriano, que contiene meses de duración variable, representa un desafío para los relojeros. Durante mucho tiempo, los relojes con fecha tenían que rectificarse manualmente cinco veces al año, al final de todos los meses con 31 días.

El reloj con calendario anual  indica el día del mes, teniendo en cuenta automáticamente la variación de duración de cada uno de dichos meses. A diferencia del calendario perpetuo, el calendario anual no tiene en cuenta el mes de febrero, considerado como un mes de 30 días, ni tampoco los años bisiestos. Por ello tiene que corregirse manualmente una vez al año, al final del mes de febrero.

La rueda de horas acciona cada día, hacia la medianoche, el indicador de la fecha por medio de un rodaje. Las diferencias de duración entre los distintos meses se tienen en cuenta gracias a una leva que posee algunas partes lisas y otras con muescas más o menos profundas.  Este mecanismo secundario de arrastre de la fecha permite efectuar  un salto adicional los meses de 30 días.

Algunos relojes muestran el día del mes en la esfera principal con la ayuda de una aguja adicional, mientras que otros llevan una ventanilla específica.

Modelos de referencia Calendario anual

6670-1542-55B6670-3642-55B