La colección más clásica de Blancpain. La pureza

de sus líneas remite a los auténticos valores

de la relojería tradicional.




Ver toda la colección

 

Villeret, la cuna de Blancpain, inspira nuestra colección más clásica. Esta línea, claramente enmarcada en la tradición, simboliza nuestras raíces y personifica nuestras primeras elecciones en materia de estética.

Los modelos Villeret se caracterizan por su caja de doble manzana, los números romanos y una estética sobria. La pureza de sus líneas, la claridad de las esferas y la finura de las cajas expresan lo esencial con una elegancia ajena al tiempo.

En 2010 y 2011, Blancpain inicia una sutil reinterpretación estética de la línea dándole un rostro más contemporáneo, pero sin perder sus características emblemáticas. La nueva colección Villeret recoge los resultados de la investigación más reciente realizada por Blancpain para desarrollar sus movimientos.

Lejos de romper con la tradición, los nuevos modelos acentúan y potencian el espíritu de esta colección. La introducción de las esferas en esmalte «Grand Feu» reafirma el compromiso de Blancpain con los auténticos valores de la relojería. Este material inalterable que conserva siempre su brillo resulta especialmente adecuado para unas piezas de alta relojería destinadas a ser transmitidas de una generación a la siguiente. Las esferas de esmalte «Grand Feu» se obtienen superponiendo varias capas de esmalte entre las cuales debe realizarse una cocción a temperaturas superiores a los 1.000 °C. Seguidamente, se sobreponen cifras o índices pintados en esmalte auténtico, algunos de los cuales deben hornearse más de 12 veces. Después de cada operación, las esferas se examinan con sumo cuidado y se retocan manualmente. El acabado de las esferas, la definición de la forma o las aperturas también son operaciones muy delicadas que exigen una gran pericia. Éste es precisamente el motivo por el que Blancpain es la única Manufactura relojera capaz de proponer esferas de esmalte abombadas.

Asimismo, la sinuosa aguja de acero azulada que indica la fecha representa un regreso a los orígenes de la tradición relojera. Se trata de una forma nueva en la colección Villeret pero que los relojeros utilizan desde el siglo XVIII para indicar información secundaria en los relojes. Su color característico se obtiene naturalmente mediante la coloración en azul del hierro contenido en el acero cuando éste se expone al calor en presencia de oxígeno.

Modelos de referencia Villeret

6651-1127-55B6639-3631-55B6633-1500-55B00888-3631-55B