SAN VALENTÍN 2011 DE BLANCPAIN

Compartir
99 motivos para amarlo
 
Cupido ha encendido de nuevo la pasión creativa de Blancpain, que presenta un modelo excepcional para celebrar el día de los enamorados. El Saint-Valentin 2011 es un modelo refinado que irradia elegancia intemporal y fascinará a las mujeres de todo el mundo, que quedarán encantadas por la belleza y el carácter de un reloj dedicado enteramente al amor.

El Saint-Valentin 2011 encarna la combinación perfecta entre una feminidad decidida y las técnicas relojeras más avanzadas. El calibre automático 6763, visible a través de la parte trasera de cristal de zafiro de la caja de acero, insufla vida a indicaciones completas de calendario y fases lunares, además de un segundero pequeño a las 6 horas e indicaciones del día de la semana y el mes a las 12 horas. Este movimiento Blancpain con una reserva de marcha de 100 horas también cuenta con una masa oscilante con tres corazones grabados. Su movimiento incesante simboliza vívidamente el constante torbellino de los sentimientos humanos.

El Saint-Valentin 2011, decorado con un bisel y con una esfera nacarada con 58 diamantes y un rubí, irradia el brillo de las piedras preciosas, que acumulan un total de 1,3 quilates y materiales nobles. La correa de piel blanca resalta aún más la pureza del reloj y contrasta elegantemente con el rubí en forma de corazón situado en la parte superior del bisel y el corazón que decora la aguja de la fecha.

El Saint-Valentin 2011 se lanza en una serie limitada de 99 ejemplares y se entrega en una caja original de madera envuelta en un delicado “corsé” de piel de napa que esconde el cierre. La llave que abre este precioso cofre del tesoro se encuentra en el interior de un corazón de oro blanco. El Saint-Valentin 2011, una demostración de amor como tantas que conmemoran este día tan especial, le dará más de 99 motivos para amarlo.