Nuevo récord del mundo para el apneísta gianluca genoni, embajador de Blancpain

Compartir

Después de verificar oficialmente la longitud de la cuerda en presencia del notario de Rapallo, Gianluca Genoni, equipado con su fiel reloj 500 Fathoms se sumergió para pescar un nuevo récord en las profundidades del océano. La mañana del 28 de septiembre, con la ayuda de un propulsor eléctrico, regresaba a la superficie varios minutos después sujetando el testigo correspondiente a los 160 metros de profundidad.

La ceremonia daba comienzo en el puerto entre Gianluca Genoni y el notario de Rapallo. Al principio de la cuerda, meticulosamente medida para comprobar que tuviera los 160 metros reglamentarios, se colocó el escudo de la ciudad. En la cubierta del barco, reinaban la concentración y la relajación antes de que Genoni se lanzara al agua, no sin antes echar un último vistazo a su reloj. Su 500 Fathoms, sumergible hasta 1.000 metros, está equipado con una válvula de descompresión y posee una gran visibilidad a grandes profundidades, donde no hay apenas luz. Sólo hicieron falta 3:41 minutos para que el propulsor Suex Xk1 le bajara hasta el testigo y le devolviera de nuevo a la superficie.

Ir más allá de los límites establecidos es la divisa que comparten Blancpain y Genoni. El camino para batir un nuevo récord o para desarrollar un nuevo calibre es un camino que se anda día a día. Genoni cumplió su sueño con un primer récord en 1996, con una inmersión de 106 metros en la modalidad de peso variable. Hasta ahora, el italiano atesora ya más de 18 récords. En los últimos siete años, la Manufactura de Le Brassus ha desarrollado 22 nuevos calibres. Esto demuestra nuestra búsqueda incesante de nuevos desafíos.