Modelo 2014 Villeret de Blancpain, la elegancia absoluta

Compartir

La colección Villeret, que lleva el nombre de la ciudad natal de la Manufactura, interpreta las tendencias fundamentales y los valores más preciados de Blancpain: prioridad a la autenticidad y respeto por la tradición. Hoy, esta colección recibe un reloj automático con tres agujas para la fecha, y con esfera en esmalte Gran Fuego, que destaca por su sobriedad.

El uso del esmalte Gran Fuego reafirma el estrecho vínculo entre Blancpain y los conocimientos históricos de la relojería. Este material inalterable, que conserva su destello indefinidamente, se adapta particularmente bien para ornamentar una pieza con una estética clásica. Esta técnica de esmaltado requiere una sucesión de varias capas de esmalte sometidas a temperaturas superiores a 1000 °C. Los dígitos, pintados en esmalte, también deben soportar la delicada prueba del horneado. Después de cada operación, la esfera debe ser meticulosamente controlada y retocada a mano, pues en este caso el proceso es mucho más complejo por la forma abombada de la esfera. Su acabado exige un saber hacer particular que hoy Blancpain tiene la capacidad de proponer.

Con un guiño a la tradición, la esfera en esmalte Gran Fuego revela, en función de los reflejos de luz, el logotipo “JB” grabado tono sobre tono en la zona situada entre los números romanos IV y V, VII y VIII. Es con esta marca secreta que los esmaltadores de antaño firmaban sus obras.

Elegante por naturaleza, este nuevo modelo se integra perfectamente en el ambiente estético de la colección Villeret con una caja double pomme de oro rojo y agujas hoja de salvia caladas. La esfera está sobriamente animada por un calendario a la altura de las 3 h, así como por un segundero central. El fondo de cristal de zafiro permite admirar el delicado juego de las decoraciones, Côtes de Genève para el movimiento y nido de abejas sobre la masa, entre otras.

Este modelo mecánico de carga automática está instrumentado por el Calibre de Manufactura 1335. Además de su belleza, realmente sobria, dispone de una notable reserva de marcha de 8 días, la cual demuestra innegablemente la experiencia de una Manufactura sumamente apreciada por los conocedores y apasionados de la Alta Relojería.

Este nuevo modelo de 42 milímetros de diámetro se entrega con una pulsera de piel de aligátor color chocolate y constituye un eslabón fuerte de la emblemática colección Villeret.