LA AVENTURA DE MARC HAYEK EN SPA TERMINA CON UNA DECEPCIÓN

Compartir

El reto de las 24 horas de Spa para el equipo Reiter Engineering termina con una decepción al tenerse que retirar el Lamborghini LP560-4 por problemas mecánicos transcurridas apenas 3 horas de carrera.
El coche nº 84, compartido por Peter Kox, Marc A. Hayek, Ettore Bonaldi y Jeffrey Lee se había visto inmerso en una intensa lucha por hacer méritos en el campo de batalla de la GT3.

El presidente y consejero delegado de Blancpain, Marc A. Hayek, había ya probado el asfalto del difícil circuito de Spa-Francorchamps. Enclavado en el bosque de las Ardenas en Bélgica, el vertiginoso trazado de Spa ha sido escenario de algunas de las carreras míticas del deporte del motor, gracias en gran parte a la impredecible meteorología de la zona.

La experiencia del Sr. Hayek en la edición 2010 de las 24 horas de Spa podría describirse como breve pero gratificante.
“Desgraciadamente, para nosotros, este año las 24 horas terminaron antes de lo previsto, pero la competición es así”, admite.
“ Antes de haber tenido que abandonar, la carrera había sido muy reñida. Luego examinaremos el coche e intentaremos averiguar qué es lo que falló. De momento no sabemos qué pudo ser. Siendo positivos, siempre nos queda el placer de haber corrido en un circuito tan fantástico como éste. La verdad es que hoy hemos disfrutado mucho al volante. Es una carrera extraordinaria, con un paddock enorme y unos vehículos impresionantes, así que nos quedamos con un buen sabor de boca, tanto en Spa como en GT en general.”

A pesar de todo, un poco antes ese mismo día, se recibieron noticias más halagüeñas cuando el nº 25 del Reiter Engineering pilotado por Ricardo Zonta y Frank Kechele se hizo con una carrera del Campeonato Mundial de GT1.
Partiendo segundos en la parrilla, la pareja germanobrasileña se acabó imponiendo en la carrera, que duró una hora, con lo que Lamborghini se apuntaba su primer triunfo del Campeonato.