El Bathyscaphe se equipa con un cronógrafo flyback

Compartir

Nacido a finales de la década del cincuenta con el objetivo de proponer un reloj de buceo cuya talla también fuera adecuada para el uso cotidiano, el Bathyscaphe fue reinterpretado por Blancpain en el 2013. Este guardatiempos, que se lleva tanto bajo el agua como en la ciudad, se enriquece este año con un nuevo movimiento F385 de carga automática equipado con un cronógrafo flyback.

Este nuevo modelo Fifty Fathoms Bathyscaphe integra un nuevo calibre de manufactura de 13 líneas que palpita con una frecuencia de 36.000 alternancias/hora. Está dotado de un mecanismo de cronógrafo ordenado por una rueda de pilares y un embrague vertical. Dispone de una función “vuelta al vuelo” o flyback, que permite ordenar con una simple presión sobre el pulsador situado a las 4 horas, la parada, la puesta en cero y la nueva puesta en marcha del cronógrafo. Este dispositivo resulta extremadamente útil cuando hay que medir rápidamente lapsos de tiempo sucesivos. Por otro lado, los pulsadores herméticos del cronógrafo permiten su uso bajo el agua hasta 300 metros de profundidad sin correr el riesgo de dañar el reloj. Este modelo destaca también por la presencia de un fondo de cristal de zafiro, el que es posible gracias al uso de una espiral de silicio, cuyas propiedades antimagnéticas permiten pasar por alto la jaula de Faraday. La total transparencia del cristal permite apreciar las oscilaciones de la masa de oro de 18 quilates revestida de NAC (una aleación de platino) y esculpida con el logotipo de Blancpain.

Al tiempo que conserva las características técnicas de la colección Fifty Fathoms, el Bathyscaphe adopta los códigos estéticos del modelo original. La esfera negra abombada no lleva dígitos: en su lugar luce trazos y puntas a modo de índices, mientras que la fecha se hace visible a través de una ventanilla situada a las 4 h. Los acabados soleados de la esfera y azuleados de los contadores del cronógrafo aportan relieve al conjunto. Las agujas rectangulares evocan aquellas que presentaban los Bathyscaphe de la década del cincuenta. El bisel giratorio unidireccional está realizado en cerámica con índices provistos de LiquidMetal®, una aleación metálica patentada. Su estructura amorfa le permite, además, asociarse perfectamente al bisel de cerámica, lo que acentúa aún más su resistencia contra las rayas y el descantillado. Por último, la presencia de Superluminova en los elementos clave garantiza una óptima legibilidad durante el buceo.

Este nuevo modelo Bathyscaphe de 43 milímetros de diámetro está disponible en cerámica negra cepillada con esfera negra o en acero cepillado con esfera gris meteoro. Todos los modelos están dotados de brazalete NATO o tela de vela, dos materiales extremadamente robustos adaptados al uso en medio acuático. Por primera vez en esta línea, la versión de acero también está disponible con brazalete de metal.