Blancpain Saint-Valentin 2014: La elegancia discreta, una experiencia extraordinaria

Compartir

Como cada año desde 2001, el Día de San Valentín ofrece a Blancpain una maravillosa ocasión para tener una cita privilegiada con las mujeres. Para celebrar el día de los enamorados, la Manufactura propone un reloj cuya estética constituye una interpretación inédita del amor. Con encanto y sutileza, el modelo del Día de San Valentín 2014 cumple todas sus promesas.

Como tantos sentimientos que preferimos saborear en vez de demostrar, este reloj provisto de tres agujas atesora una discreta seducción. La esfera realizada en nácar blanco alberga un motivo de corazones aéreos –dos grabados y uno transferido color rojo– que evocan unas graciosas burbujas volando. Además, está realzada por un ribete compuesto por un delicado bordado. La carrera del tiempo se ve enaltecida por los códigos tradicionales de la Manufactura: índices a las 12, 6 y 9 horas, así como siete chatones entre los que se alberga la fecha a las 3 h. Mientras una hilera de diamantes sobre el bisel aporta un toque precioso, el ballet de las agujas de oro blanco acentúa aún más la impresión global de ligereza. Ornamentado de esta manera, este modelo se convierte en joya, la sola y única que su propietaria deseará llevar en su muñeca cada día.

Celebrar a la mujer con la visión de Blancpain también es saludar su gusto por los mecanismos de belleza tecnológica. Precursora en la materia, la Manufactura de Le Brassus propone, desde 1930, colecciones de relojes femeninos instrumentados exclusivamente por movimientos mecánicos. Para el modelo San Valentín 2014, Blancpain eligió el Calibre 1150. Equipado con una espiral de silicio, es antimagnético y conserva una perfecta constancia de marcha a largo plazo.

En edición limitada de 99 piezas, este reloj de 33 mm de diámetro se entrega con una pulsera de piel blanca que realza la armonía de la esfera. ¡Delicadamente suyo!