BLANCPAIN REVELA UNA NUEVA COLECCIÓN VILLERET

Compartir

Con sus líneas clásicas, la colección Villeret encarna los valores emblemáticos de Blancpain desde principios de los años 80. En 2010, la manufactura de Le Brassus presenta una reinterpretación de la colección con nueve nuevos modelos excepcionales, en la que se incluye desde un reloj de bolsillo hasta una complicación con calendario completo, fases de la luna y 8 días de reserva de marcha.

Durante tres décadas, los modelos Villeret han compartido los mismos códigos estilísticos: la caja double pomme, los números romanos y una estética sobria y depurada. En la colección 2010 estos elementos se han replanteado minuciosamente. Hoy, la distinguidísima colección, no sólo luce un estilo renovado, sino también integra las recientes investigaciones realizadas por Blancpain para sus nuevos movimientos.

El modelo estrella de la colección Villeret 2010 es uno provisto con calendario completo y fases de la luna, animado por el calibre automático 6639 de Blancpain. Dotado de tres barriletes y de un volante de titanio de inercia variable, posee una reserva de marcha de 8 días. Este movimiento no sólo se caracteriza por su autonomía excepcional para un guarda-tiempos dotado con una complicación como ésta. Contrariamente a los relojes con calendario completo y fases de luna, que no toleran ningún cambio a ciertas horas, este autoriza su propietario a modificar cada indicación en todo momento sin correr el más mínimo riesgo de dañar el mecanismo. Además, integra los correctores bajo asas patentados por Blancpain, que le dan un toque elegantísimo y una maravillosa pureza estilística a los flancos de la caja, que finalmente se han liberado de todos los dispositivos de ajuste, ofreciendo el placer y la facilidad de ajustar las indicaciones con la punta del dedo sin tener que emplear una herramienta específica de ajuste. Para indicar la fecha, Blancpain ha decidido rescatar una tradición cultivada por los relojeros del siglo XVIII empleando una aguja serpentina de acero azulado. Históricamente, las agujas empleadas para indicar una función que no fuese la hora y los minutos adoptaban esta forma particular. Esta creación estará disponible en dos versiones: en platino y en oro rojo con esfera en esmalte grand feu.

La colección Villeret 2010 comprende un segundo modelo con 8 días de reserva de marcha, equipado con el calibre de cuerda manual 13R0 de Blancpain (igualmente provisto de tres barriletes y de un volante de titanio). Este nuevo guarda-tiempos, que también incluye un segundero central y la visualización de la reserva de marcha, estará disponible en platino con una esfera en esmalte grand feu y en oro rojo.

 Para exaltar aún más los valores tradicionales de la línea Villeret, Blancpain también ha lanzado un nuevo reloj de bolsillo con segundero pequeño y cuerda manual. En una caja de 44,55 mm, esta pieza excepcional alberga un movimiento íntegramente decorado a mano mientras presenta una esfera en esmalte grand feu.