BLANCPAIN, RELOJES DE LUJO PARA EL MUNDO DE LA VELA

Compartir

Blancpain se complace en participar en la 6ª edición del Cannes International Boatshow. La manufactura de Le Brassus aprovecha esta prometedora ocasión para lanzar los primeros diez relojes de un nuevo modelo Fifty Fathoms, un cronógrafo con mecanismo flyback con calendario completo y fases lunares. Con esta pieza excepcional, Blancpain no sólo busca ampliar su gama de atrevidas creaciones deportivas, sino también subrayar su compromiso con el mundo de la náutica.

La última incorporación a la línea Fifty Fathoms esconde un complejo movimiento de 448 piezas que incorpora varias innovaciones desarrolladas por Blancpain. El calendario completo y las fases lunares se asocian con el Calibre F185, que aporta a los usuarios la libertad de modificar todas las indicaciones en cualquier hora del día o de la noche. En términos generales, los mecanismos de calendario completo y fase lunar impiden hacer ajustes en los indicadores durante algunos periodos de tiempo, ya que estas correcciones podrían dañar los delicados componentes del calendario. Blancpain ha aportado una solución innovadora para este problema en forma de una realización técnica que permite que el usuario no tenga que preocuparse ya de buscar el momento adecuado para ajustar el calendario. Mejor aún, la operación resulta más sencilla gracias a los correctores que hay debajo de las asas, otra innovación patentada por Blancpain. Este dispositivo permite realizar estas correcciones con el dedo, en lugar de tener que recurrir a algún objeto puntiagudo pensado especialmente para este fin.

El corazón mecánico de este cronógrafo Blancpain consta de un movimiento flyback clásico controlado por una rueda de columnas y un embrague vertical. La caja de acero inoxidable de 45 mm de diámetro tiene una luneta unidireccional de cristal de zafiro azul y esfera a juego.

La serie Fifty Fathoms nació en 1953 del encuentro entre Blancpain y dos oficiales, capitán Robert “Bob” Maloubier y el lugarteniente Claude Riffaud que habían recibido el encargo del ministerio francés de la defensa de crear una unidad de élite de submarinistas de combate. El modelo probó su valía al salir airoso de las condiciones extremas a las que se le sometió durante las misiones subacuáticas. La resistencia al agua del modelo original, garantizada hasta una profundidad de 50 brazas (fathoms en inglés), el equivalente a 91,45 metros, y su sistema exclusivo de luneta giratoria unidireccional sirvieron de inspiración a la hora de bautizar esta obra maestra de la mecánica, que pronto se erigió en paradigma de reloj moderno, fiable y resistente para submarinistas.

Blancpain ha sabido rendir homenaje a su herencia marítima. En 2007, la manufactura de Le Brassus escogió el Cannes International Boatshow como escenario para lanzar su “nueva ola” de Fifty Fathoms. El año pasado, Blancpain creó una serie dedicada a los apasionados del mar: los ahora famosos 500 Fathoms. Llegados a 2010, con la presentación de su nuevo cronógrafo Fifty Fathoms Flyback con calendario completo y fases lunares, Blancpain escribe de nuevo su historia en… azul marino.