Blancpain presenta su nuevo Bathyscaphe Chronographe Flyback Blancpain Ocean Commitment II

Share

Blancpain presenta el nuevo reloj Fifty Fathoms Bathyscaphe Chronographe Flyback Blancpain Ocean Commitment II (BOCII). Por primera vez, esta pieza está dotada de una caja en cerámica totalmente azul. Por cada reloj vendido de esta serie limitada de 250 unidades, la Manufactura entregará la suma de 1.000 euros para brindar apoyo a las expediciones científicas. Los 250.000 euros recaudados se añadirán a las contribuciones que Blancpain ya realiza para promover la preservación de los océanos.

Una caja totalmente azul

El departamento de “investigación y desarrollo” de Blancpain se entrega al máximo para innovar constantemente. Gracias a este esfuerzo, la marca presenta ahora con orgullo la novedosa caja de su nuevo reloj Fifty Fathoms, elaborada en cerámica totalmente azul. Para lograr esta coloración, se añaden pigmentos de color al aglomerante en el momento de la elaboración de la cerámica. Seguidamente, para obtener un matiz uniforme y perdurable en el conjunto del reloj, se emplean dos técnicas. En la primera, el prensado, la cerámica en forma de polvo se prensa en un molde para obtener la forma. En la segunda, la inyección, la cerámica se inserta en forma de gránulos en un molde. Esta etapa permite obtener un boceto definitivo. Seguidamente, la pieza se coloca en un horno a baja temperatura con el fin de suprimir el aglomerante. En la etapa de sintetización, esta se calienta a alta temperatura para aportar la dureza definitiva a la cerámica. Por último, se realizan las operaciones de elaboración y de acabado con el fin de darle la geometría y el acabado definitivo a cada componente. El proceso de prensado se utiliza para la carrura, el fondo, el bisel y las inserciones. El segundo método, la inyección, se adopta para la corona y los pulsadores, pues es el más adaptado a la producción de pequeñas piezas, muy preciso y complejo de realizar. Hasta la fecha, los resultados no habían sido suficientemente estables para la gama de colores azules.

Además, hasta ahora no era posible obtener un matiz de color similar con las dos técnicas. Después de muchos años de pruebas, Blancpain ha podido añadir el dominio del método de inyección del azul a su paleta de colores. Así, la caja del reloj aparece en un matiz azul uniforme, intenso y misterioso a la vez, que refleja el universo de los océanos, tan apreciado por la marca.

Un calibre puntero

El nuevo Cronógrafo Flyback BOC II está equipado con el calibre F385, cuyo mecanismo de cronógrafo palpita a una frecuencia de 36.000 alternancias por hora (5 Hz), un ritmo ideal para un cronógrafo, ya que permite dividir cada segundo en intervalos de una décima de segundo. El cronógrafo flyback está controlado por una rueda de pilares. El F385 integra un volante de inercia variable con tornillos de oro, lo que garantiza una mayor robustez y una regulación más fina que el habitual dispositivo con raqueta. Posee un embrague vertical que asegura un funcionamiento irreprochable del cronógrafo y excluye que la aguja salte de manera inesperada en el momento de poner en marcha el cronógrafo. Además, esta solución permite dejar funcionar el cronógrafo a voluntad sin preocuparse de un eventual efecto nefasto sobre la precisión de marcha del reloj. Por si esto fuera poco, está equipado con una espiral de silicio, al igual que todos los movimientos de la Manufactura Blancpain.

El Bathyscaphe Chronographe Flyback BOC II reúne el conjunto de las características técnicas de un reloj de buceo. Este es particularmente hermético, hasta 300 metros, y su bisel unidireccional está dotado de inserciones grises y de índices en Liquidmetal®. Por otro lado, dispone de una función flyback que permite una vuelta a cero y un arranque instantáneo del cronógrafo mediante la simple presión del pulsador situado a la altura de las 4 h, mientras los cronógrafos normales exigen tres manipulaciones para la medición de eventos sucesivos. Este reloj, producido en una edición limitada de 250 unidades, se distingue también por su masa oscilante, grabada con la inscripción “Ocean Commitment” con el fin de vincularlo al compromiso de Blancpain con la exploración y la preservación de los océanos. El fondo de cristal de zafiro también permite entrever los puentes del reloj, sumamente elegantes y deportivos.

Únase al círculo

Blancpain invita a cada comprador de un reloj BOC producido en edición limitada a hacerse miembro del círculo Ocean Commitment. Por cada reloj vendido la Manufactura se compromete en entregar la suma de 1.000 euros para apoyar las expediciones científicas. El cliente recibe un certificado que garantiza que la Manufactura ha efectuado una donación como resultado de la compra del reloj. Gracias a esta compra, el cliente se convierte en un actor privilegiado y refuerza el apoyo de Blancpain a las iniciativas destinadas a asegurar la preservación de los océanos. Los miembros del círculo pueden beneficiarse de oportunidades únicas, como encuentros con los socios de Blancpain, informaciones exclusivas difundidas en el espacio reservado a los miembros del sitio web exclusivo Ocean Commitment e invitaciones privadas a conferencias sobre las expediciones científicas y a los estrenos de las películas documentales. Además de recibir la invitación a unirse al círculo, todo comprador de un Fifty Fathoms Chronograph Flyback edición Blancpain Ocean Commitment II recibe en exclusiva un ejemplar numerado de la nueva obra Hans Hass, Awakening to a New World*, cuyo número de edición corresponde con el número de serie del reloj. Tanto los historiadores como sus colegas consideran a Hans Hass como “el pionero de los pioneros”. Este biólogo y cineasta austríaco empezó a explorar los fondos marinos a finales de la década de 1930, cuando aún no existían herramientas apropiadas. Precursor del buceo submarino autónomo, batió múltiples récords. Además de ser el primero en crear laboratorios de estudio en los barcos de las expediciones, fue el inventor del Rolleimarin, una caja hermética profesional para la cámara fotográfica Rolleiflex que le permitía tomar imágenes durante sus exploraciones. Sus fotografías causaron sensación entre el público, que gracias a ellas descubrió el mundo de las profundidades. Este libro, realizado en colaboración con el Hans Hass Institute, revela un manuscrito redactado en los años sesenta y que hasta ahora no se había publicado íntegramente. La obra se concentra en el período que va de 1940 a 1960 y evoca en particular los desafíos de las primeras expediciones, al tiempo que ofrece un enfoque fascinante del contexto histórico en el que Blancpain presentó el primer reloj de buceo moderno: el Fifty Fathoms. Blancpain está vinculada al Hans Hass Institute desde la creación en 2013 del Hans Hass Fifty Fathoms Award, que recompensa la excelencia en dos categorías distintas: arte y literatura, en reconocimiento de la obra pionera del profesor Hass; y ciencia y tecnología, en reconocimiento de su trabajo, igualmente notable, en los ámbitos de la oceanografía y de la innovación submarina.