BLANCPAIN ABRE LAS PUERTAS DE SU SEGUNDA BOUTIQUE EN SHANGHÁI

Compartir

Como parte de los actos de celebración del 275º aniversario de su fundación, Blancpain inaugura su segundo establecimiento en Shanghái. Con ésta, Blancpain dispone ya de 37 tiendas en todo el mundo.

El Swatch Art Peace Hotel

El hotel Peace de Shanghái ocupa una de las zonas con más historia de esta urbe tan dinámica. El lugar en cuestión, que se halla en la intersección del Bund, el paseo fluvial, y la calle Nanjing, ha albergado desde 1854 algunos de los hoteles más prestigiosos de Shanghái, además de ser el centro de la vida social y política de la ciudad. Lógico es, por tanto, que Blancpain haya escogido el Swatch Art Peace Hotel para su segundo establecimiento de la China continental.

Las tradiciones del valle suizo de Joux y la villa de Le Brassus, donde se encuentran los talleres de Blancpain, ocupan un lugar central entre los valores y la filosofía de Blancpain. Los acabados interiores de las íntimas boutiques de Blancpain reflejan y se han inspirado en las raíces del valle de Joux.

 

Ver vídeo de la inauguración

La nueva tienda de Blancpain en el Swatch Art Peace Hotel se encuentra en una de las que quizá sea la ciudad más moderna y bulliciosa de China, pero la madera de las paredes y las ventanas de granja de los aparadores nos hacen respirar la esencia de Suiza y, de hecho, están inspirados en los acabados de los talleres y los bancos de trabajo de los relojeros que se pueden encontrar en las instalaciones de Blancpain en Le Brassus.

 

Con la inauguración de la tienda de Shanghái, que se suma a otras veinte situadas en Hong Kong y Macao, Blancpain realiza otro importante paso hacia consolidar su presencia en China. En este camino, Blancpain ha recibido el reconocimiento y los elogios del gobierno chino. Cuando el Museo de la Ciudad Prohibida decidió ampliar su ya enorme colección de relojes históricos con un solo reloj moderno para su exposición permanente, la pieza elegida fue un Blancpain Carrousel.

La apertura de la tienda de Shanghái coincide además con una fecha importante para la marca, porque 2010 significa el 275º aniversario desde que se efectuó el apunte de Jehan-Jacques Blancpain con el título relojero en los registros del pueblo de Villeret. Sin embargo, en vez de centrarse en el pasado en este 275º aniversario, Blancpain ha aprovechado la ocasión para poner el acento en el futuro.

Para la inauguración de la tienda de Shanghái se presentarán y expondrán todos los nuevos relojes que se exhibieron en la feria de Basilea este año 2010. En lo más alto se encuentran dos relojes especiales equipados con carrusel volante de un minuto de Blancpain. El primero fue una nueva gran complicación, el Brassus Carrousel Répétition Minute; el segundo, el Carrousel Saphir, con zafiros en los puentes y platinas del movimiento. A continuación, se presentó una nueva colección Villeret, encabezada por una complicación emblemática de Blancpain, el calendario completo con fases lunares, por primera vez con esfera en esmalte grand feu.

Tanto la colección L-evolution como la colección Sport presentaron importantes novedades, un cronógrafo con reserva de marcha de 8 días y semana del año en la colección L-evolution y un cronógrafo con fases lunares en la Fifty Fathoms. Finalmente, resultado de la colaboración con Lamborghini en el Super Trofeo, Blancpain lanzó una edición limitada consistente en un cronógrafo Super Trofeo con esfera y asas de fibra de carbono.